Como empezar una dieta para adelgazar

como empezar una dieta para adelgazar

¿Cuántas veces te has preguntado esto? ¿Cuántas veces has intentado ponerte a dieta y al llegar a la siguiente comida se ha acabado todo?

Es cierto que cuando te preguntas sobre como empezar una dieta para adelgazar, te vendrán miles de dudas, miles de preguntas, miles de mitos nutricionales, tu madre te dirá una cosa, tu amiga otra, tu compañero de trabajo otra… y acabas con un lío tremendo en la cabeza que terminas por desistir.

Es normal. A mí me ha pasado muchísimas veces. En parte por falta de información. La red está llena de falsas dietas milagro, dietas rápidas para adelgazar, la dieta de la piña, la dieta dukan (o como diría mi madre “la dieta dunkan”)…etc, y ninguna me ha servido de nada. Todo ello unido a mi poca voluntad mental, he terminado fracasando en todas.

Antes que plantearse como empezar una dieta, deberíamos prepararnos mentalmente para ello. Lo primero que yo hice fue echarme una foto en paños menores y después de sentir toda la vergüenza del mundo, decir: Este es mi tope. A partir de aquí, solamente me queda mejorar mi salud!

¿Qué debemos cambiar para comenzar una dieta?

Para empezar, tenemos que tener presente que la primera que va a cambiar, es tu vida. Para eso hemos llegado a este artículo ¿no? 🙂 Cambiaremos hábitos, costumbres, trastornos alimenticios… y todo ello pasará a convertirse en hábitos saludables, buenas costumbres, comidas controladas… etc. Por ejemplo:

  • Las malas costumbres: El ser humano por naturaleza actúa por costumbres. Eso nos perjudica seriamente a la hora de mentalizarte en una dieta. Esas palomitas con refresco grande que son de obligado cumplimiento cuando vamos al cine, esa mañana interminable si no te comes 3 o 4 galletas de chocolate antes de desayunar, esa onza de chocolate imperdonable al terminar la cena (como le sucede a mi amiga Belén), son malas costumbres que en un principio debemos eliminar, y si es imposible, por lo menos cuidar las cantidades.-Trata de reemplazar esas comidas por otros alimentos más saludables. Puedes tomar fruta fresca cualesquiera, un yogurt natural o azucarado, etc. Si una de tus costumbres es comer con abundancia al finalizar el día porque te relaja, tienes que cambiarlo por otro hábito relajante como por ejemplo leer, escuchar música, etc.
  • 5 comidas diarias: No vale de nada estar todo el día sin comer (ya sea por trabajo, estudios…) y al finalizar el día, como RECOMPENSA, una comida en abundancia, PORQUE YO LO VALGO! Una buena manera de recompensar un día duro de trabajo es con un buen baño caliente, ver una película como Titanic o incluso comprarte un traje nuevo en el Zara. Pero nunca recurras a la comida como manera de premiarte a ti mismo.
  • Elimina el picoteo: Ya hemos decidido que nuestra vida va a cambiar, ya no hay vuelta atrás. Así que, debemos concienciarnos que el picar entre horas es altamente perjudicial. Ya tenemos 5 comidas diarias. Más que suficientes.
  • Comer por aburrimiento y no porque realmente tengas hambre: Esto es algo por lo que he luchado mucho durante estos dos últimos años. Yo me dedico a la informática y estar 8 o 9 horas durante el ordenador puede aburrir a cualquiera. Si te ocurre esto, trata de deshacerte de este mal hábito.
  • Comer más despacio: Seguramente os habrán dicho esto millones de veces. Yo personalmente comía rapidísimo. Según los expertos, el cerebro tarda 20 minutos en mandar la orden de estar saciado. Cuanto más lento comas, menos será la injesta de calorías que metas en el cuerpo. Un truquillo que yo utilizo: Comer con el móvil en la mano. Mientras escribes un whasapp, entras en facebook o en instagram te sirve para comer más lento y no echarle tanta cuenta a la comida.
  • Busca un apoyo para comenzar: Los comienzos nunca fueron fáciles. Eso bien lo sabemos todos, y más cuando te pones a dieta. Todo el mundo se vuelve contra ti y te apetecería matar a todo el mundo cuando tienes hambre. Lo más recomendable es comenzar una dieta en pareja. Ya sea tu mujer, tu marido, tu novia o tu madre. Es más llevadero (sobre todo mentalmente) ver que alguien está haciendo lo mismo que tú. La tentación desaparece y se vuelve mas llevadero.
  • Evitar comprar dulces, golosinas, etc: Quien quita la piedra, quita el tropezón. Al principio te llevarás un buen tiempo sin probar este tipo de alimentos. Entonces… ¿Para qué comprarlo y guardarlos en un cajón para que se pongan malos? para posteriormente buscarlos y comérselos con la excusa de “Es que se iban a poner malos” :P. Esto también fuera.

Márcate pequeños retos personales

Que el primer reto personal no sea CORRER UNA MARATÓN. Empecemos por algo menor. Sobre todo que sean metas realistas. Puedes comenzar por andar 35 minutos en vez de 30 como todos los días, tirar por un sitio distinto donde hay una pequeña cuesta, etc.

No recomiendo jamás darte una paliza el primer día, ni el segundo, ni el tercero. Siempre será mejor esforzarse un poco menos, pero esforzarse todos los días.

Tanto en el deporte como en las comidas, también podemos marcarnos nuestras pequeñas metas. Proponte elegir ensalada de guarnición en vez de patatas fritas cuando salgas a comer fuera, proponte comer verduras 3 días en semana, etc. Metas fáciles de cumplir y que no suponen un esfuerzo enorme. Recuerda que venimos de proponernos metas y retos que jamás hemos cumplido. Ya es hora de empezar a conseguirlos 🙂

Imagínate como será tu aspecto cuando estés delgado/a

Trata de imaginar como serás tú dentro de 1 año (siempre será a medio-largo plazo). A muchas personas le sirve de motivación imaginarse como será su vida dentro de X tiempo. Como se verá físicamente, cual será su próximo objetivo cuando cumpla los que tiene propuestos actualmente, etc.

Cuando vayas perdiendo peso, te recomiendo ir sacando las fotos cuando estabas más obeso e ir pegándola en el frigorífico, en un marco en la mesita de noche o en la estantería. Te servirá de motivación para no volver nunca más a ese estado.

Recuerda:

“Una dieta saludable sin deporte no adelgaza.
Deporte sin una dieta saludable tampoco.”

Por favor, comenta mi publicación más abajo y te ayudaré en cualquier pregunta o duda que tengas.

¿TE HA RESULTADO INTERESANTE?
No está malEs interesanteMuy interesante¡Fantástico!¡Me encanta!
(11 votos, promedio: 4,27 de 5)
Cargando…

4 Comentarios en "Como empezar una dieta para adelgazar"

  1. María del Carmen | 4 enero, 2017 en 2:35 pm | Responder

    Me encanta como transmites esa energía positiva

    • Juan Hernández | 4 enero, 2017 en 3:21 pm | Responder

      Gracias a tí, María del Carmen por comentar. Me alegro que mi artículo te transmita energía positiva y te haya ayudado en la medida de lo posible a mejorar tu vida saludablemente. Solamente cada uno podemos conseguir grandes retos si verdaderamente nos lo proponemos y queremos. Un abrazo y ánimo 🙂

  2. Hola, Juan. Felicidades por la página. Me ha atraido un montón como compartes tu experiencia. Yo soy la “pareja”, mi marido es el que padece obesidad mórbida y por mi parte intento que lleve una dieta saludable. El problema es lo “adicional” que él le pone: que si pan (un par de molletes), un buen pegote de mayonesa, las patatas fritas de bolsa que no falten y ese toque dulce tipo galletas/helado/nocilla…
    Asi que tomo en cuenta tu consejo sobre cambio de costumbres y a ver como “nos va”, ya que aunque yo no tengo problemas de sobrepeso, debo de ayudarle a evitar las tentaciones. No es grato estar a dieta y privarte de cosas cuando la “condená” de al lado come lo que quiere sin problemas…
    Un saludo

    • Juan Hernández | 17 enero, 2018 en 9:44 am | Responder

      Hola Judith. Gracias por escribirme. Es importante el cambio de costumbres. Como escribo en algún que otro artículo, es muy duro radicalizar esas costumbres de una vez. Lo ideal es hacerlo paulatinamente, por ejemplo, dejar ese tipo de “premios” dietéticos para los fines de semana. De lunes a viernes, comida saludable. La mente poco a poco se irá acostumbrando a hacer comidas de este tipo entre semana y como premio, el fin de semana poder “pecar” un poco.

      A todo el mundo nos viene bien comer saludablemente… ya tengamos sobrepeso o no. No es una condena, es una forma de vida. Hazme caso. Y por supuesto, insiste en guardar una hora al día para vuestra salud. Es importante salir a andar y moverse. No tiene que ser una paliza diaria. Si hoy aguanto 15 min, perfecto. Mañana haré 20 min… Pero importante que sea todos los días.

      Muchas gracias por escribirme y si tienes alguna duda más, puedes escribirme cada vez que quieras 🙂

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Leer entrada anterior
como adelgazar saludable
Como pasar de 185kg a una vida saludable.

Si has llegado hasta este artículo es posible que tú, al igual que yo, tengas problemas de obesidad o sobrepeso...

Cerrar